bizcocho

TRUCOS PARA OBTENER BIZCOCHOS PERFECTOS

  • Preparar los ingredientes: Debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente y preparados. Sobre todo las mantequillas (no vale calentarlas) que tienen que estar “a punto pomada”, es decir, blandas pero no líquidas. Así ahorraremos tiempo en la cocina porque todo está preparado y no nos llevaremos sustos de última hora con la “no presencia” de algún ingrediente.
  • Los huevos: Una cosa importante es montar muy bien los huevos ya que son quienes van a dar esponjosidad a nuestros bizcochos. Cuanto más aireados, mejor nos va a quedar el bizcocho. También podemos batir las claras a punto de nieve y por otro lado las yemas añadiendo el azúcar poco a poco. Luego se tendrá que integrar con movimientos envolventes para no bajar lo que hemos montado.
  • La bandeja de horno: para hornear es mejor usar la rejilla que deberá estar a media altura para que el calor sea el mismo en todo el horno y en el bizcocho y no se caliente en exceso la base. Si no tienes rejilla usa lo que tengas..
  • El molde: no todos son iguales ni funcionan igual en el horno. Mis preferidos son los desmoldables, los de cristal, los de gres y en algunos casos algunos de silicona que son geniales. Si usas silicona, compra de los buenos ya que algunos al hornear se abomban -pasa mucho en los alargados tipo “plumcake”-. Es importante que sea de tamaño adecuado a lo que vamos a preparar. Si el mode fuese grande y la cantidad de relleno poca, al final nos saldría un bizcocho bajo y recocido y si fuese demasiado pequeño, seguramente nos saldría alto y crudo, así que en esto el tamaño si importa :D.
  • Forrar el molde: para evitar que se pegue el bizcocho podemos untar el molde con mantequilla, tras ponerle mantequilla podemos echar harina retirando con unos golpecitos el exceso en caso de un bizcocho normal o ponerle azúcar o azúcar glass si vamos a hacerlo de chocolate -para que no se vea la harina blanca que quedaría fea-, o forrar con papel encerado o de horno… tu eliges.
  • El horno: recuerda precalentarlo siempre, esto es muy importante. Yo siempre horneo los bizcochos a 180ºC, no más. ¿Tu horno tiene termostato???
  • Bizcochos demasiado altos en el centro: Eso es que tu horno tiene más temperatura de la que debiera. Que salga algo de montañita es normal pero si es muy exagerada no. No todos los hornos tienen un termostato fiable, por eso si ves que siempre se te queman demasiado las cosas que preparas, te aconsejaría que te compraras un termómetro para meter dentro. Como ya hemos hecho un bizcocho con “copete” ahora nos queda arreglarlo. ¿Cómo lo hacemos?: El truco que puedes aplicar esta vez es desmoldarlo al revés -con la montañita para abajo para que se aplaste y que cuando pongas la cobertura el bizcocho quede perfecto. Si aún así no queda bien, puedes cortarle el “copete” con un cuchillo.

MAGDALENAS

Para  hacer magdalenas perfectas

  • Lo primero que deberás hacer es tener los ingredientes a temperatura ambiente bien preparados y comprobar que no te falta nada.
  • La Harina para preparar magdalenas es “Floja”, no se usa harina de fuerza, se utiliza harina de repostería o normal a no ser que lleven mucha grasa y excepcionalmente necesiten una harina que aguante ese peso. Las harinas flojas suben más, son más esponjosas.
  • Los huevos: Es importante que los huevos de tu receta estén bien batidos y aireados si vas a hacer magdalenas, si lo que vas a hacer son muffins no necesitas airearlas tanto ya que estos son un tipo de magdalena más compacta y baja. Veréis que en muchas recetas se separan las yemas de las claras y se montan estás últimas por separado, así se consigue más esponjosidad. Si las vás a montar por separado, recuerda que no deberá haber nada de yema en la mezcla de las claras y el vaso tendrá que estar libre de grasa o no te montarán. Otra cosa que yo hago cuando bato huevos es calentar un poco la mezcla para que queden mejor, por eso veréis que en las recetas siempre programamos por ejemplo: 3 minutos, 37º, velocidad 3 y medio con la mariposa y luego volvemos a batir sin temperatura… quedan fenomenal.
  • Batir huevos: en la thermomix y que queden muy esponjosos es más complicado que si lo haces con unas varillas eléctricas o con una Kidchen Aid, ya que el vaso de la TMX es cerrado y airea peor, pero para lo que vamos a hacer nos vale, a mi me quedan estupendas ;D
  •  El azúcar: se usa para dar dulzor y además ayuda en la conservación posterior de las magdalenas, pero no te pases de cantidad o harás que tu masa se seque antes en el horno. Puedes usar azúcar blanquilla, azúcar de caña, azúcar glass, miel y edulcorantes químicos si eres diabético.
  • La grasa: normalmente usaremos aceite de oliva virgen extra de un sabor suave, un tipo Arberquina. En su lugar puedes usar aceite de girasol, pero ya sabes que las propiedades nutricionales no tienen nada que ver al igual que pasa con la mantequilla. El aceite da más volumen a la magdalena que las otras grasas, la magdalena queda más blandita y húmeda.
  • La Leche: entera, semi o desnatada. Lo único que cambia el tipo de leche es la proporción de grasa que contiene y que no afecta mucho al resultado final, al menos nunca lo he notado. Si eres intolerante a la Lactosa, usa tu leche sin lactosa sin problemas, esta lo único que no lleva es azúcar.
  • La levadura: para las magdalenas y las harinas flojas se usan levaduras químicas que lo que producen es “gas” o anhídrido carbónico, es decir que meten aire en la masa, por eso la masa debe reposar en la nevera antes de hornear. La levadura Royal contiene gluten, hay otras levaduras de marca blanca que están libres -por si eres celíaco-.
  • La sal: muchas personas enviais correos preguntando porqué hay que poner una pizca de sal en recetas dulces. Los dos motivos fundamentales -aunque seguro que hay más- es que  la sal actúa como potenciador del sabor de la magdalena, de lo dulce, pero además, la sal ayuda a que esta quede más esponjosa. Con una pizca es suficiente.
  • Aromatizar las magdalenas: es muy fácil, siempre os aconsejo no tirar las pieles de naranjas y limones,  y guardarlas ya preparadas para estas cosas. También se pueden aromatizar con canela, vainilla, coco…